Salir del clóset es el proceso a través del cual la identidad propia y la autoaceptación de la sexualidad y el género de uno se cruzan. El proceso de salir del armario se puede dividir en seis etapas: confusión, comparación, tolerancia,aceptación, orgullo y síntesis.

Confusión de Identidad

Esta es la primera etapa donde el individuo lucha con lo que son como persona. Esta etapa está marcada por sospechas y sentimientos de ser diferente de la normatividad practicada, aceptada y predicada por la sociedad. No es raro albergar preguntas sobre la sexualidad o el género en este punto. Posteriormente, uno termina sintiéndose alienado y separado de la sociedad sin saber realmente por qué. La etapa de confusión de identidad podría durar un período de hasta varios años y sin duda conduce a un mayor autoanálisis y autoconciencia.

Comparación de identidad

Esta es la segunda etapa de salir del armario donde uno comienza a considerar y racionalizar la idea de las atracciones del mismo sexo. En este punto, es común desarrollar sospechas de ser LGBTQ+ sin estar realmente seguro de su género o sexualidad. En esta etapa, el individuo está buscando cualquier conexión externa que valide sus sentimientos e identidad. A veces recurren a los medios de comunicación y a la representación en el cine y la televisión para aprender de ellos.

Tolerancia a la identidad

En esta etapa, uno comienza a aceptar su sexualidad y puede identificarse como gay o queer con mayor confianza. En esta coyuntura, sin embargo, uno aún no ha aceptado plenamente su identidad sexual con signos de interrogación que aún persisten sobre su lugar en la sociedad. Sin embargo, el individuo comienza a desarrollar vínculos con otros miembros de comunidades LGBTQ+ a medida que intenta encontrar una identidad positiva. A menudo, en esta etapa, se encuentran personas con una ideología sexual similar, pero aún se resisten a identificarse orgullosamente como LGBTQ+.

Aceptación de identidad

En esta etapa, el individuo se siente cómodo con lo que es, gracias a su sistema de apoyo LGBTQ+. El individuo ahora se siente más a gusto y acepta su sexualidad con la ayuda de un círculo cercano de amigos comprensivos o grupos de apoyo LGBTQ+. Para el resto de la sociedad, sin embargo, el individuo todavía puede ser reservado sobre la exposición de su verdadera identidad por temor al juicio y la reacción violenta.

Orgullo de identidad

Esta etapa es producto de la comprensión y aceptación de la propia sexualidad y género. En este punto, el individuo LGBTQ + está activamente involucrado en causas que combaten la homofobia y la transfobia. El individuo lleva a cabo una amplia investigación sobre asuntos LGBTQ+ para comprender completamente cómo navegar en una sociedad intolerante. La frustración de ser incomprendido y rechazado por una sociedad heterosexual alimenta al individuo para luchar más apasionadamente por sus derechos y los de los demás. En esta etapa, el individuo no tiene miedo de ser asociado con LGBTQ+ o etiquetado como tal por la sociedad.

Síntesis de identidad

La etapa final de salir del armario está marcada por un sentido de orgullo y paz al ser LGBTQ+. En esta coyuntura, a uno realmente no le importan las opiniones de los demás; el individuo simplemente se preocupa por vivir su mejor vida. El individuo no tiene miedo de hablar con su familia, amigos y el mundo en general. A pesar de la heteronormatividad propagada por la sociedad, ser LGBTQ+ en la etapa de síntesis puede manejar la discriminación porque han encontrado su voz e identidad.

Conclusión

Estas etapas de salir como LGBTQ+ al mundo no son fijas, lineales o definidas. Las fases antes mencionadas proporcionan un marco de cómo se produce el proceso de salida, pero en realidad, este proceso es único para cada persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.